SEQUÍA TURÍSTICA

El sector del turismo y los viajes en España registró el pasado 2017 el mejor año desde que existen registros. Pero esto no podía seguir así siempre y se prevé que este sector sufra un moderado descenso en 2018. Este agostamiento del turismo del que hablamos en España, se producirá entre otras cosas como resultado del aumento del precio del petróleo y las tarifas aéreas, sumado a la recuperación de los mercados del norte de África y el Mediterráneo Oriental.

Todo esto hacer indicar que ha llegado un fin de ciclo para España, los ingresos por turismo han caído y esto se ve reflejado en la balanza de pagos. En la que en el mes de diciembre de 2017 se podía observar ya un cambio en la tendencia.

En ese último mes de 2017 se registró un descenso del 1.7% y aunque este porcentaje parezca pequeño, para España ese 1.7% representó una pérdida de 53 millones de euros respecto a diciembre de 2016.blogprincipal

Además de lo ya comentado anteriormente, otras de las causas de ese descenso pueden ser las dificultades en el mercado británico o la incertidumbre en Cataluña por lo que si se tienen en cuenta estos motivos, la caída del mes de diciembre podría volver a repetirse en 2018.

Reino Unido es el mercado emisor de turistas extranjeros más importante para España y su inflación ha llegado al 3%. Cantidad que supera en el doble el porcentaje de inflación que se ha producido en la Unión Europea. Todo esto sumado a la depreciación de la libra esterlina en un 15%. Todo ello se produce en mitad de las negociaciones del Brexit, negociaciones que están rodeadas de incertidumbre. Es por ello que todos los destinos turísticos españoles dependientes del mercado británico deben tener claro cuál es la situación de este mercado actualmente porque pueden producirse bajadas de turistas y de gasto en los próximos meses.

Mientras tanto, la recuperación de países como Túnez, Egipto o Turquía amenaza a destinos turísticos nacionales con una guerra de precios en los paquetes vacacionales, campañas agresivas de descuento y el aumento de la conectividad aérea.

El turismo canario ya ha notado la recuperación de estos países con una caída en torno a un 20% en las reservas de paquetes turísticos para el verano 2018 en los primeros meses del año.

Ralentización que están sufriendo también las reservas en Baleares para este verano. Los turistas alemanes han vuelto a poner el foco en Turquía y Egipto. Que han experimentado un crecimiento significativo en las reservas, sus reservas han aumentado más de un 50% y esta nueva entrada en el mercado solo acaba de empezar. Si la situación sigue así el crecimiento de países como Turquía o Egipto será a costa de destinos turísticos como Mallorca.

Por suerte para el mercado nacional se ha detectado un importante repunte del gasto por turista extranjero, al igual que una relevante movilidad en el mercado nacional, que permitirá compensar la menor fuerza mostrada por el turismo internacional.

Superada la inestabilidad política y el aumento de la seguridad en la región oriental del mediterráneo han aumentado la confianza de los viajeros que en los últimos años había desviado importantes flujos de turistas a Mallorca. Turquía y Egipto recuperan puestos entre los destinos escogidos por el turismo alemán, el principal mercado de la isla.

Aun así, lo que se presenta como una amenaza para Baleares a medio plazo, se cree que no se notará en este primer año. Los destinos tradicionales siguen siendo irresistibles para los turistas alemanes y Mallorca se mantiene como el destino preferido de los visitantes germanos.

La recuperación de Turquía y Egipto, entre otros, y la debilidad del mercado británico seguirán frenando la demanda turística extranjera hacia España, beneficiando la vuelta a destinos competidores del Mediterráneo Oriental que están entrando de nuevo como ya hemos visto en el mercado. Si esta tendencia prende fuerza tendrá una gran trascendencia para destinos turísticos españoles de ‘sol y playa’ en los próximos meses.

Deja un comentario